45.

mayo 31, 2009

Todo eso no hace mucho sentido, e todavía pienso que estoy con ese sabor amargo en la boca. Soy demasiado joven, compreendes? Sé que dices que tengo 5 años mentales – creo que estás cierta, cariño. A veces, solamente a veces, que estoy fruncindo el ceño e mirando a un punto distante, que tus grandes ojos ven que a veces, solamente a veces, soy mayor que lo dice mis documentos. Me gustaría tornarme más leve.

Ojos y Reencontros

abril 12, 2009

Miro en tus ojos y do-me cuenta que me traes demasiado dolor. Intenta compreenderme, te pido. Tengo que viver con la responsabilidad de haver dejado-te para intentar una otra vida, un otro universo. No sé si fue el más cierto, retirar-me de tu vida – y la de todas mis amistades de años. Todavía siento el agudo dolor de la partida.  Pero no especularé más; solamente el tiempo dirá si fue lo cierto a hacer.

Miro en tus ojos. Todo que fuimos y que podríamos ser está alli, imediatamiente después del color miel. Todos los momentos que no estubo contigo por estar distante, en otro estado, en otra vida. Haber-te dejado todavía es el dolor más intenso que he vivido hasta hoy. Lo siento. Cuando pensé en las implicaciones, no imaginé ese pormenor. Estás demasiado presente en mi memoria poética.

Indescritible.

marzo 25, 2009

Una melancolia azul, vulgar, que se torna un poco más onipresente a cada dia, que enfraquece y distancia; una melancolia que me dá por egal. Una tristeza incompreensible, llena de nuances; mayor que los años que tengo; além de mi sensibilidad artística; fugidía. Una tristeza que hace sospirar, llorar.

Un deseo oscuro de no ser, no existir, por algunos dias; de dejarme influenciar; de no necesitar ser tanto en tan poco tiempo; de abandonar todo y todos. Una sensación de no ser el suficiente; de incompletud y vacío; de aniquilamiento emocional por un dolor demasiado grande; de no estar ni cerca de lo mejor que se puede ser en un instante.

Ay, que eso un día me va a engolir.

Hay una razón para no estarmos juntos más, mi amor. Fue bueno mientras fue apasionado y sincero, pero en algun momento me desencontré de ti y todavía estoy te buscando.

La más blanda de tus mentiras es la más profonda de mis verdades. No somos hecho un para el otro.

Hasta cualquier dia, cariño.

Fue una tarde caliente y aburrida cuando percibi que tu vas me magullar. Subitamente, en un momento que mis pensamientos estabam vacíos e tranquilos. Te quiero demasiado, cariño. Y no solamente demasiado: rápido demás. Te quiero tan intensamente como quiero mis amistades de décadas.

Ese sentimiento es peligroso. Ya partiran mi corazón una vez, y no soy más la misma persona. Hay algo que no puedo más demonstrar, decir, entregar. La entrega es infinitamiente más difícil.

Fue una tarde caliente y aburrida cuando me dé cuenta que eres más importante que debería. Que te quiero más que lo es seguro. Que vas partir mi corazón. Cierro mis ojos. Tendría yo alguna verdadera importancia para ti?

Calor y sufocacíon

enero 2, 2009

Palabras son peligrosas, te oigo decir em mi oído. Si, muy peligrosas, te dijo, mirando en tus ojos tan profondos. Por veces pienso que, cuando me miras así, podríamos tener una guerra a nuestro redor y yo no lo sabría. Pero, al mismo tiempo, cuando me miras así, sé que hay algo que hemos perdido.

Sometimes you’re closer when you’re letting go. Puede ser la verdad. Eso no la hace menos dolorosa, y desde el momento que las he escuchado, tengo miedo de estar más cerca de ti. Cuanto más cerca, más lejano. No vamos sobrevivir a esa realidad oscura. Te deseo todo que ha de mejor, cariño.

Miro el cielo y sospiro, porqué todavía me veo agotada por las promesas que un nuevo año trae consigo. No quiero más las promesas llenas de esperanza que hacemos una y e otra vez, que sé que las he hecho más que debería. Las personas beben y comemoran al mi redor.

2008 fue un año que empezó muy bien, con mi aprovación a la universidad, y que terminó mal, con agotamiento, stress y la percepción que no puedo ser ni metad que pienso ser.

Que venga 2009 entonces.

Para un primer post, lo mejor es empezar con Federico:

Me he perdido muchas veces por el mar
con el oído lleno de flores recién cortadas.
Con la lengua llena de amor y de agonía
muchas veces me he perdido por el mar,
como me pierdo en el corazón de algunos niños.

No hay nadie que al dar un beso
no sienta la sonrisa de la gente sin rostro,
ni nadie que al tocar un recién nacido
olvide las inmóviles calaveras de caballo.

Porque las rosas buscan en la frente
un duro paisaje de hueso
y las manos del hombre no tienen más sentido
que imitar a las raíces bajo tierra.

Como me pierdo en el corazón de algunos niños,
me he perdido muchas veces por el mar.
Ignorante del agua, voy buscando
una muerte de luz que me consuma.

Federico García Lorca